Michael Jackson, un títere de los Illuminatis

Este es el segundo artículo enviado por Minerva, en esta ocasión, enfoca su investigación sobre una figura que pudo haber estado mucho más cerca del NWO, de lo que todos nosotros podiamos haber pensado.


Artículo Enviado Por : Minerva
02 de Julio de 2009

Así como se habrán enterado a través de la prensa, el ídolo y mayor ícono del Pop Mundial ha dejado este mundo el pasado Jueves, a causa de un paro cardiaco, relacionado con la excesiva ingesta de medicamentos.

Pero, de donde vino toda esa fama ?

Bueno, el padre del Michael, Joseph Jackson, fue el precursor de todo esto. Él ejerció un fuerte control mental con sus hijos, quizás influenciado por algún miembro illuminati, ya que este señor aparte de ser manager de la banda creada “a la fuerza” de sus hijos (Jackson 5) era un ex boxeador, (entonces como no hubiese podido tener algún contacto por ahí) además de poseer una gran ambición por hacer dinero, ya que apenas tenía para mantener a su familia.

De donde aprendió esas técnicas de control mental?

Joseph obtuvo estos conocimientos a través de libros Illuminatis de trauma basada en el control de la mente, y sus patrones están siguiendo las normas y técnicas más o menos con exactitud. Sus actos no fueron de pura casualidad ya que podría muy bien haber sido la oportunidad de los Illuminati en la industria de la música, con la “capacitación” que le hizo a sus niños, por lo tanto pudo haber estado involucrado en MK ULTRA.

Ya con estas pruebas se puede ver la razón, de su salto al estrellato, pero lamentablemente, gracias a esto, MJ literalmente perdió su infancia, de ahí vino todo su amor hacia los niños, ya que su alma aun era de niño, pero lo cual eso jugó en su contra, con la historia que todos conocen sobre las acusaciones de pedofilia.  Recientemente ha salido a la luz que Jordan Chandler (niño quien fue supuestamente abusado por Jackson) habría mentido sobre los abusos que sólo “fueron las mentiras de mi padre para escapar de la pobreza”.
Seguir leyendo Michael Jackson, un títere de los Illuminatis