Contaminación ligada a esquizofrenia y autismo

Imagen

salud / 10/06/14

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha nombrado a la contaminación del aire el “riesgo ambiental para la salud más grande del mundo“. Ahora, científicos del Centro Médico de la Universidad de Rochester, en Nueva York, han encontrado evidencia ligando a la contaminación con el autismo, la esquizofrenia y otros trastornos del desarrollo neurológico.

En experimentos con ratones, el equipo de investigadores liderado por la Dra. Deborah Cory-Slechta, encontró que la exposición a la contaminación durante una edad temprana produce cambios dañinos en el cerebro de los roedores. En particular, les llamó la atención una ampliación de la parte cerebral observada en quienes padecen autismo y esquizofrenia.

Cory-Slechta y sus colegas expusieron a ratones a diferentes niveles de contaminación ambiental durante las primeras dos semanas de vida, etapa fundamental en el desarrollo del cerebro. Los animales estuvieron expuestos al aire contaminado, simulando el típicamente encontrado en las grandes metrópolis de Estados Unidos, durante cuatro horas al día por dos períodos de cuatro días.

Al examinar el cerebro de los ratones tras 24 horas de inhalar la contaminación, se observó una inflamación cerebral significante, particularmente en los ventrículos laterales; cámaras en cada lado del cerebro que contienen el líquido cefalorraquídeo. La materia blanca que normalmente los rodea no se había desarrollado plenamente, por lo que se habían expandido para ocupar el espacio resultante.

El problema persisitó en los ratones tras 40 y posteriormente 270 días de haber sido expuestos a la contaminación, demostrando que el daño es permamente. Se hallaron también altos niveles de glutamato en los cerebros de los roedores, un neurotransmisor común en los pacientes de autismo y esquizofrenia. Como era de esperarse, los ratones tuvieron un mal desempeño en pruebas de memoria a corto plazo, capacidad de aprendizaje e impulsividad.

Los resultados del estudio, publicados en Environmental Health Perspectives, se añaden a la creciente evidencia de una relación entre la comtaminación del aire y el desarrollo de autismo en los niños. Durante décadas, se han investigados los efectos de la contaminación en la parte del cuerpo donde son más evidentes: los pulmones, sin embargo, estudios como éste indican que sus efectos tóxicos afectan a todo el cuerpo.

Fuente : http://www.muyinteresante.com.mx/salud/729726/contaminacion-ligada-autismo-esquizofrania/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s