Denuncian Presiones de Monsanto Por Informe Que Mostraba Daños de su Maíz Transgénico

El francés Gilles-Eric Séralini había publicado un artículo en que mostraba cómo morían y padecían cáncer las ratas alimentadas con ese maíz, pero el estudio fue retirado de la revista.

30 de Noviembre de 2013 07:49
El profesor francés, Gilles-Eric Séralini, que publicó hace un año un estudio sobre la toxicidad “alarmante” del maíz transgénico en las ratas, criticó la revista que publicó su estudio y denunció que ésta recibió “presiones” para que retirara su trabajo. “Rechazamos que el artículo sea retirado”, afirmó el científico en una conferencia de prensa en Bruselas. 

El investigador denunció “presiones insoportables” y subrayó que el editor de la revista Food and chemical toxicology no había constatado “ni fraude, ni mala interpretación de los datos” en su estudio. “Los resultados presentados, que no son incorrectos, no permiten concluir”, estimó el responsable editorial de la revista en un correo dirigido a Seralini fechado el 19 de noviembre y que el profesor hizo público. Debido a ello el artículo fue retirado de la revista. 

“Mantenemos nuestras conclusiones”, respondió Séralini en un correo dirigido a la revista que, conforme a las reglas habituales publicó el estudio luego de que un grupo de científicos lo evaluara. 

El científico vinculó esta decisión a “la llegada al comité editorial de la revista de Richard Goodman, un biólogo que trabajó varios años en Monsanto”, gigante estadounidense del sector de los organismos genéticamente modificados. “Un debate científico no es una razón para retirar un artículo, sólo un caso de fraude o un error puede justificarlo”, agregó. 

El estudio que dirigió Séralini, publicado en septiembre de 2012, afirmaba que las ratas alimentadas con OGM mueren antes y sufren cáncer con más frecuencia que las demás. “Los resultados son alarmantes. Observamos por ejemplo dos o tres veces más mortalidad entre las hembras tratadas (con OGM). Hay entre dos y tres veces más tumores en las ratas tratadas de los dos sexos”, había explicado entonces Seralini. 

Para realizar el estudio, se alimentaron doscientas ratas durante un máximo de dos años de tres maneras distintas: únicamente con maíz OGM NK603, con maíz OGM NK603 tratado con Roundup (el herbicida más utilizado del mundo) y con maíz no modificado genéticamente tratado con Roundup. Ambos productos (el maíz NK603 y el herbicida) son propiedad del grupo estadounidense Monsanto. 

Durante el estudio el maíz formaba parte de una dieta equilibrada, en proporciones equivalentes al régimen alimenticio en Estados Unidos. “Los resultados revelan una mortalidad mucho más rápida e importante durante el consumo de los dos productos”, había indicado Seralini. 

En su carta el responsable editorial de la revista, A. Wallace Hayes, explica que un panel de investigadores volvió a analizar los datos del estudio y estimó que “el artículo debía ser retirado”. 

El responsable editorial critica a la vez la cantidad de ratas de cada grupo estudiado así como la raza escogida para la experiencia, lo que refuta Seralini afirmando que este debate no “tiene bases científicas”. 

Las conclusiones de Seralini fueron rechazadas por la Autoridad Europea de Seguridad de los Alimentos (EFSA) pero permitieron plantear interrogaciones sobre los protocolos utilizados para los ensayos clínicos con OGM.

Fuente : eldiario24

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s