«Son las Vacunas, Estúpido»: Mercurio, Aluminio y Autismo

Por William Engdahl
Global Research

La OMS y el Centro de Control de Enfermedades (CDC) del Gobierno de los EE.UU. están incrementando el condicionamiento psicológico de la población para sembrar la histeria y el pánico entre un público desinformado acerca de un “virus” de la presunta Influenza A H1N1, también conocido como Gripe Porcina, cuyos supuestos efectos, hasta la fecha, parecen comparables con los de un resfriado común. Antes de que la gente comience a hacer fila en las calles exigiendo vacunas para sus hijos y para ellos mismos, sería conveniente recordar que, parafraseando la declaración de campaña de Bill Clinton en 1992 para George H.W. Bush: «¡Es la vacunación, Estúpido!»

Según innumerables informes científicos, mucho más peligrosos para la salud humana que cualquier incidencia relacionada a la gripe porcina, son los riesgos de severos problemas de salud, incluyendo parálisis, daño cerebral e incluso muerte, derivados de los agregados de las vacunas desarrolladas prácticamente todos los fabricantes de vacunas importantes. Casi sin excepción, todas las vacunas comerciales de hoy en día contienen varias sustancias conocidas como adyuvantes diseñados para hacer que la vacuna “funcione». Los adyuvantes son la fuente de horrendos y, a veces, mortales daños.

Seguir leyendo «Son las Vacunas, Estúpido»: Mercurio, Aluminio y Autismo