Los británicos serán controlados por sus llamadas, emails y mensajes sms

Reino Unido abre esta posibilidad a cualquier organismo público, dentro de una directiva de la UE que, en un futuro, será aplicable a todos los países miembros

MÓNICA BERGÓS | LONDRES
Los correos electrónicos, el uso de Internet, los mensajes de móvil (sms) y las llamadas telefónicas de cada británico serán controlados por numerosos organismos públicos, según una propuesta de la Home Office. Si el Gobierno británico ya impulsó una norma destinada al control de datos con fines antiterroristas, ahora la medida estará destinada a objetivos más amplios, como la «prevención del crimen» o «la protección del interés público». A la información podrán tener acceso ayuntamientos, autoridades sanitarias y oficinas de correos, entre otros.

El Gobierno británico lleva trabajando desde hace tres años, tras los atentados en el metro de Londres en julio de 2005, para conseguir tener acceso a nuevas medidas de control de la ciudadanía. Con este fin buscó el consenso de la Unión Europea para promover una nueva directiva que permitiese un mayor registro de datos. La directiva está en proceso y en el futuro será aplicable a todos los países miembros. Por el momento, no se incluye el acceso al contenido de los emails, las llamadas o los sms, sino sólo a los detalles de cuándo y dónde se da cada comunicación y a quién va destinada.
Sigue leyendo