Los aparatos electrónicos dejan de ser privados al entrar en EE UU

Los agentes de aduanas no deberán justificar la incautación de los equipos

MÓNICA C. BELAZA – Washington – 02/08/2008

Cualquier persona que vuele a Estados Unidos -o que pase de otra forma la frontera-, se arriesga a que su ordenador portátil, teléfono móvil, MP3 o cualquier otro dispositivo electrónico que pueda almacenar información sea revisado por agentes federales, según desveló ayer el diario Washington Post. Aunque no es previsible que los agentes de frontera hagan revisiones constantes, podrían hacerlo. No necesitan alegar que tienen sospechas fundadas de que ese ciudadano haya cometido algún delito para requisar los dispositivos el tiempo que consideren necesario, según una normativa interna del Departamento de Seguridad Interior emitida el pasado 16 de julio.

En el difícil equilibrio entre la seguridad y el derecho a la intimidad tras los ataques terroristas del 11-S, una vez más ha perdido el segundo. La medida se extiende no sólo a los dispositivos electrónicos sino también a cualquier otro tipo de material escrito: cuadernos, informes, incluso a un papel arrugado en el bolsillo con el ticket de la compra. Se puede aplicar a ciudadanos norteamericanos y extranjeros por igual. Los agentes podrán revisar toda la información guardada en el ordenador o móvil o cuaderno, e incluso compartirla con otras agencias estatales.

Un hombre utiliza su ordenador en un aeropuerto- AP

Sigue leyendo