Los militares ya patrullan las calles de Italia

La iniciativa ha sido criticada por la oposición al considerar que se militariza el país, así como por sindicatos de Policía, que la han calificado de “operación de fachada”.

Por el momento, se trata de una experiencia limitada a seis meses, después de los cuales se evaluará la eficacia de la media y podrá renovarse por otro medio año


Los soldados deben centrarse en los centros de inmigrantes en aplicación de una norma del Gobierno de Berlusconi

Cientos de militares italianos comenzaron este lunes a patrullar las calles y vigilar objetivos sensibles y centros de inmigración en las principales ciudades del país para reforzar la seguridad, medida que se prolongará durante seis meses. Esta mañana comenzaron ya a verse los primeros soldados, de los 3.000 previstos, en nueve ciudades italianas (Roma, Milán, Nápoles, Bari, Catania, Padua, Palermo, Turín y Verona), vestidos de uniforme o de camuflaje, según las labores a realizar.

Tal y como prevé el plan aprobado por el Gobierno conservador de Silvio Berlusconi, su cometido es patrullar las calles y custodiar centros de inmigrantes, mientras que en Roma, Milán y Nápoles vigilan también monumentos, embajadas y estaciones de ferrocarril.


Las opiniones entre los ciudadanos son en buena parte favorables a la presencia del Ejército en aras de una mayor seguridad, aunque otros han mostrado su escepticismo. Los soldados que patrullan las calles se integran en grupos mixtos, junto a Policías y Carabineros (policía militarizada), realizan las rondas a pie, vestidos de uniforme, con un arma corta y sólo podrán realizar detenciones en casos de flagrante delito.
 
“Ya era hora, los estábamos esperando. Me siento más segura, los gitanos ya no intentarán robarme el bolso ni la cartera”, indico hoy una mujer romana a medios locales en la estación de metro de Anagnina. Otro ciudadano destacó también que en la estación no se ven grupos de gitanos, etnia contra la que se ha extendido un sentimiento de gran desconfianza en todo el país.

En el lado opuesto, un jubilado se mostró escéptico pues en tantos años ha visto “iniciativas de este tipo. Los primeros días parece que algo cambia pero con el tiempo todo vuelve a ser como al principio”. Para un joven, entrevistado por la televisión “hay otros medios para lograr la seguridad y no me parece éste el mejor”.

La estación de metro de Anagnina y los alrededores de la iglesia de San Juan de Letrán, son algunos de los lugares de Roma donde se han situado los militares, de los que por el momento han llegado 195 soldados de los 1.060 previstos. Sin embargo, no estarán en los lugares más turísticos del centro por decisión del alcalde Gianni Almemano, que quiere evitar dar una imagen militarizada de la Ciudad Eterna.

Así, los militares desempeñarán sus funciones en legaciones diplomáticas, estaciones de tren y metro, zonas periféricas y el centro de acogida de inmigrantes de Ponte Galeria. Los soldados pueden verse también en la plaza de la Catedral de Milán (norte), ciudad a la que han llegado ya 150 de los 424 previstos, que se desplegarán también en doce lugares como la embajada estadounidense y la estación central.

Seis meses de prueba

Patrullas mixtas de militares y fuerzas del orden en las calles de Nápoles (suroeste), en las que colaboran hoy 40 soldados de los 179 previstos, vigilan, entre otros lugares, la céntricas plazas del Plebiscito y Triestre. Los militares en Padua (norte) son 45, que controlan la zona de la estación ferroviaria, entre los puntos de riesgo de venta de droga y pequeña criminalidad.

La llegada de los militares a las calles está prevista en el decreto sobre seguridad del Ejecutivo que ha sido aprobado por el Parlamento y que incluye también medidas para facilitar la expulsión de inmigrantes ilegales. La iniciativa ha sido criticada por la oposición al considerar que se militariza el país, así como por sindicatos de Policía, que la han calificado de “operación de fachada”.

Por el momento, se trata de una experiencia limitada a seis meses, después de los cuales se evaluará la eficacia de la media y podrá renovarse por otro medio año, con un coste de 31,2 millones de euros para lo que resta de año y otros tantos en 2009.

Fuente : ADN.es

3 comentarios en “Los militares ya patrullan las calles de Italia”

  1. Después se renovara por otro año más, hasta que hagan una nueva “Operación Gladio” y tatatan: aprueben la estadia permamente de los militares para “la seguridad” (por supuesto seguridad de los criminales gordos)

    Me gusta

  2. Sí señor!! Hay que sacar a los militares para “luchar contra el crimen”, y el criinal más gordo está sentado en el trono del poder chupando de los impuestos y gozando de inmunidad vitalicia. Qué cara más dura y qué falsos y dictadores que son, sólo falta la sobrina de Mussolini dando de mamar a Cerdusconi para rematar el “cuadro familiar”.

    Me gusta

  3. La intención es tener a Italia en un estado permanente de militarización como dice Dackred. Primero será algo temporal, pero despues será permanente.

    En EEUU sucedera lo mismo, pero a través de la aplicación de la ley marcial, luego de una bandera falsa (nuevo autoatentado).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s