EE.UU. examina leyes de porte de armas

La Corte Suprema de Estados Unidos empezó a analizar este martes por primera vez en casi 70 años el derecho a portar armas, recogido en la Segunda Enmienda de la constitución estadounidense.
Revolver

La Corte Suprema no trataba la legitimidad de la posesión de armas por particulares desde 1939.

En concreto, la corte deberá decidir si la prohibición de portar armas cortas en Washington, la capital de EE.UU., es incompatible con la constitución.

Las leyes de Washington son las más estrictas del país en cuanto al uso de armas cortas y prohíben su tenencia en manos de particulares.

Pero Dick Heller, un guardia de seguridad residente en el distrito de Columbia, que posee un arma reglamentaria para su uso en el trabajo, pidió poder tenerla en casa para defensa propia.

Aunque en un principio la petición de Heller fue rechazada, en el mes de marzo un tribunal de apelación federal terminó aceptándola.

La interpretación de la Segunda Enmienda de la constitución estadounidense sobre la tenencia de armas, que data de 1791, ha sido objeto de debate.

La Segunda Enmienda dice que ‘siendo necesaria una milicia bien organizada para la seguridad de un estado libre, el derecho del pueblo a tener y llevar armas no debe ser transgredido’.

Decisión clave

La cuestión central es si dicha enmienda garantiza el derecho individual de los ciudadanos a tener armas o protege el derecho colectivo de los estados a tener milicias.

Por lo tanto, si la justicia decide que la ley que prohíbe portar armas en Washington D.C. es inconstitucional, ello podría tener un gran impacto en leyes del mismo tipo a lo largo y ancho de EE.UU.
Capitolio de Estados Unidos en la ciudad de Washington.

Las leyes de Washington son las más estrictas del país en cuanto al porte de armas.

Los detractores del estatuto vigente en la capital estadounidense afirman que viola la libertad individual de los ciudadanos protegida por la Carta de Derechos (término por el que se conocen las diez primeras enmiendas de la Constitución de EE.UU.).
También afirman que no hay evidencias claras de que este tipo de leyes hayan sido efectivas, destacando el hecho de que cerca de 80% de los 181 asesinatos que tuvieron lugar en Washington D.C. en 2007 se cometieron con armas de fuego.
Pero sus defensores aseguran que, aunque las armas ilegales continúan circulando, hay menos armas ‘legales’ que puedan causar accidentes domésticos o ser robadas.

La última vez que se debatió esta cuestión en la Corte Suprema fue en 1939, pero en aquella ocasión no se cuestionaba si la enmienda protegía el derecho individual o el derecho colectivo.

Su efecto en la carrera presidencial

El senador John McCain, nominado por los republicanos como candidato presidencial para las próximas elecciones, forma parte de la mayoría en el congreso estadounidense que firmó un carta de apoyo a la eliminación de la ley de Washington D.C.
Bandera de Estados Unidos.

Según la Constitución, “el derecho del pueblo a tener y llevar armas no debe ser transgredido”.

Pero, los demócratas Hillary Clinton y Barack Obama no apoyaron la iniciativa.
Ambos afirman que la Segunda Enmienda protege el derecho individual a la posesión de armas, pero a su vez consideran que el gobierno federal tendría que poder restringir su tenencia.
Muchos estadounidenses consideran que la tenencia de armas es una libertad esencial de la persona, garantizada por la Constitución.
En dos terceras partes de los asesinatos y en el 42% de los robos cometidos en EE.UU., se utilizaron las armas de fuego, según estadísticas oficiales.
Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s